Cargando datos. Por favor, espere...
Apúntate a nuestro boletín de novedades
Autores e ilustradores
Charles y Mary Lamb
Charles Lamb (1775-1834) y Mary Lamb (1774-1847) eran hijos de una familia humilde. El primero tuvo que dejar muy pronto el colegio, por falta de recursos económicos, y empezó a trabajar en la oficina de contabilidad de la India House. Su hermana Mary realizaba trabajos de bordado y costura para colaborar en la economía familiar, y ambos cuidaban de sus padres, muy envejecidos y con problemas mentales. Pero la muchacha había heredado parte de esos desequilibrios y durante una crisis nerviosa mató a su madre. Tras este incidente fue puesta al cuidado de su hermano, con el que permaneció toda su vida. Charles comienza a publicar poesía y algunos cuentos. En 1805, conoció al editor William Goodwin, que le propuso la adaptación de las obras de Shakespeare. Poco después, los hermanos trabajaron en un encargo similar de las aventuras de Ulises, y publicaron una colección de cuentos, supuestamente relatados por las alumnas de un colegio. En 1818, Mary publicaría Poetry for Children (Poemas para niños) y ese mismo año, Charles comenzaría a dar a conocer sus ensayos. Aunque no fue hasta 1820, bajo el seudónimo de Elia, cuando publica los escritos de este género más destacados por la crítica de la época. La enfermedad de su hermana marcó el destino del escritor, que nunca se casó por permanecer al lado de Mary, junto a la que adoptó a una niña, que fue un bálsamo para la familia, en especial para los problemas mentales de ella, hasta la boda de la joven. En aquella época, Charles ya había dejado su trabajo por problemas de salud; los ataques y crisis de Mary se multiplican. El 27 de diciembre de 1834 fallece el escritor, que poco antes había sufrido una caída y una herida superficial se convirtió en mortal por una infección. Trece años después murió Mary, que fue enterrada junto a la tumba de su hermano.
PRÓXIMAMENTE
Lo + popular
Xenia, tienes un wasap Verne y la vida secreta de las mujeres planta La vida es sueño Cuentos de cinco minutos El secreto del espejo Feliz Feroz Agente Ricitos Cuando estoy enfadado Conexión ¿Te cuento un secreto? Cuando me convertí en sirena