Cargando datos. Por favor, espere...
Apúntate a nuestro boletín de novedades
Ver cubierta a mayor tamaño

El cazador del desierto

Trilogía de Getafe, II

Lorenzo Silva

Edad de interés: a partir de 14 años

Precio | 4,99 €
Formato | Digital, ePub
Código Comercial | 1514328
ISBN | 978-84-678-4150-3
Páginas | 192
Fecha de publicación | 15-ene-2013
Colección | Espacio Abierto
Etapa | E.S.O. y Bachillerato
Género | Narrativa
IBIC | YFB
El cazador del desierto (Papel)
Valoración media
Puntúa la obra

Irene siempre ha sido la primera de la clase, una chica sensata que lo tiene todo bajo control. Nadie habría dicho que haría migas con José María, un nuevo alumno solitario y corrosivo. Pero Irene cultivará su amistad. Averiguará que José María también odia su nombre y prefiere que le llamen Orens, por Lawrence de Arabia, y descubrirá lo único que él no odia: el desierto. (Segunda parte de la TRILOGÍA DE GETAFE)

Cargando. Espere, por favor...

Lorenzo Silva

Lorenzo Silva nació en Madrid en 1966. Se dedica a la abogacía desde los veinticuatro años, y a la literatura desde los catorce. Ha publicado varias narraciones breves y novelas. En la colección Espacio Abierto ha publicado su famosa trilogía de Getafe, compuesta por Algún día, cuando pueda llevarte a Varsovia, El cazador del desierto y La lluvia de París. Con La flaqueza del bolchevique quedó finalista del Premio Nadal 1997, galardón que obtuvo en el año 2000 con El alquimista impaciente, y en 1998 recibió el Premio Ojo Crítico por su novela El lejano país de los estanques. En 2012 ganó el Premio Planeta con su novela La marca del meridiano.

[Más información]

Aún no hay opiniones de los lectores, ¿quieres dejar la tuya?

Escribe un comentario
(Extensión máxima: 200 caracteres)

Teclea los siguientes caracteres
(Para cambiar la imagen, pincha sobre ella)

Libros similares
Algún día, cuando pueda llevarte a Varsovia La lluvia de París Trilogía de Getafe El lobo de mar Boy21 Besos de espinas Los cinco de Fénix. Licencia para contar Inconexión Los Cinco de Fénix. Impostores El cartero siempre llama mil veces