Menu
¿No encuentras lo que buscas? Búsqueda avanzada
facebook twitter pinterest linkedin

¡Vuelve Carla con dos nuevas aventuras!

La futura Lechuza Detective regresa igual de divertida que siempre. En una de las historias, Carla juega a ser frutera mientras ayuda a la tía Eva en su tienda; en la otra, nos recuerda la importancia de mantener una correcta higiene de manos... ¡y más en estos tiempos!

24-09-2020

¡Vuelve Carla con dos nuevas aventuras!

Se ha hecho de rogar, pero ¡ya está aquí Carla! Las dos nuevas aventuras, Carla es frutera y Carla, lávate las manos, se unen a los títulos de la serie creada por el Equipo Lechuza que salieron hace unos meses: Carla, te falta un tornillo y Carla, ponte gafas. Como en los libros anteriores, los textos están en dos tipografías (mayúscula y ligada) para facilitar la lectura a los que están empezando.

Si anteriormente la futura Lechuza Detective ayudó a su padre a arreglar el lavavajillas y se dio cuenta de que le faltaba un tornillo (pero no literalmente, ¿eh? Solo el del lavavajillas) y tuvo que ponerse gafas porque no veía tres en un burro, ahora sigue con su afán de echar una mano a los demás siempre que puede.

En Carla es frutera, la pequeña va con su madre a visitar a la tía Eva en la tienda, y tiene tanto trabajo que Carla no duda en ofrecer su ayuda. En un abrir y cerrar de ojos, se planta el delantal y, ¡hala, ya es frutera! Hace cucuruchos de papel, trae una sandía (y se da cuenta de lo mucho que pesa), se pone las cerezas de pendiente… ¡no para de divertirse!

Por otra parte, en el título que completa la serie, Carla cuida de Garra Poderosa, uno de los muñecos de su hermano, Marcos, ya que hace un ruido raro. Nuestra curiosa protagonista escucha al juguete toser y decide que va a hacer que se ponga bien en un periquete. Para ello, le pone el termómetro, le calza unos patucos para que no ande descalzo, le pone una chaqueta e, incluso, le separa momentáneamente de sus amigos para evitar que los contagie (lo que es una cuarentena, vamos).

Carla también le enseña dos cosas muy, muy importantes: debe taparse al toser y lavarse las manos porque, como ella misma le explica a su madre, “¡A los gérmenes no les gusta el jabón!”.

Así que ya sabéis: lavaos muy bien las manos, tapaos la boca al toser (a ser posible, con la parte interior del codo) y, aunque Carla no lo diga, ¡no os olvidéis de la mascarilla!

Temas

Realismo

¿Te gustaría saber más sobre este libro?

Ir a la ficha

Nuestro Blog

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe todas las novedades editoriales de ANAYA Infantil y Juvenil.